Saltar la navegación

Estructura y Funciones del SNA

Los movimientos del intestino y el estómago no son voluntarios, de hecho ni siquiera tomamos conciencia del momento y de la intensidad con que ocurren. Estos y otros movimientos musculares de nuestras vísceras son coordinados por centros nerviosos y por nervios que funcionan independientemente de nuestra voluntad y forman el SNA.
El SNA se divide en simpático y parasimpático; estos actúan en la mayoría de los casos en forma antagónica: mientras uno estimula determinada función visceral, el otro tiene a cargo su inhibición.
El SNA, a través de sus divisiones simpática y parasimpática, responde de manera involuntaria a los estímulos provenientes del medio interno del organismo.
¿En qué se diferencian los nervios del SNA de los del SNS? Desde el punto de vista anatómico, las neuronas motoras del SNS son diferentes y están separadas de las del SNA, aunque a veces pueden estar incluidas en el mismo nervio. Mientras que los axones del SNS (que surgen del SNC) llegan directamente a los órganos efectores, los del SNA primero establecen sinapsis con las neuronas motoras que están ubicadas en los ganglios. Las neuronas que salen del SNC y llegan hasta los ganglios se denominan preganglionares; y las que llegan a los órganos efectores, posganglionares.